sábado, 20 de abril de 2019

un poco de... EUTANASIA por favor!!!....

Un poco de ....EUTANASIA POR FAVOR…!!! (Nani Boronat)


Eso que llamaron Arte contemporáneo concluyó en los 80 , al menos así debió haber sido. No se entiende a que santo la intención de mantener enchufado a la máquina a un sistema que bebía haber concluido con dignidad. Todos estos años, se ha estado alimentando bajo un único criterio que justifica su prolongada existencia, el dinero .

Las Vanguardias del primer tercio del XX fueron breves, apenas una década , lo suficiente para aplicar su coherencia y dar servicio a una sociedad y a un periodo que las requería . Eran respuestas sociales y culturales a una situación concreta; al igual que lo fue el periodo que arrancó en 1964 con la exposición de las “Campbell” y “Brillo” de Warhol, iniciando con ello el periodo “contemporáneo”. En un finales de los 60,  con una corriente que evolucionó muy rápidamente hasta sus consecuencias mas brutales con el accionismo Vienes, o la escuela de Dusseldorf con Beauys a la cabeza . Era el “mayo 68”, las revueltas en Paris y Berkeley que anunciaban tiempos muy dinámicos, las revoluciones sociales que se propagaban por gran parte del planeta. A mediados de los años 70 ya estaba prácticamente todo dicho. Joseph Beauys no se cansaba de enfrentarse a los académicos, a los políticos y demás contrincantes intelectuales  en cualquier escenario, al tiempo que gestionaba su vida familiar con su salario de profesor. Sin embargo, es hoy 40-50 años después, cuando Marina Abramovich sigue alimentando aquel cadáver con sus “confortables” acciones esponsorizadas ; y está claro que el circo necesita nuevos bufones, aunque la función ha terminado.
El arte contemporáneo  fue una manifestación prolongada  paralelamente a la guerra fría,  una lucha bélica entre dos modelos ideológicos completamente antagónicos. Y cuando, en la noche del 9 al 10 de noviembre de 1989, cayó el "muro  de Berlín", lo hizo con ello uno de los dos contrincantes. El discurso en esencia debió haber terminado, muerto uno de los dialogantes, la conversión concluye . Pero apareció otro actor en escena – $– , construyendo un palacio de oro para que el dialogante-superviviente continuase con su monólogo; surgió  una gran corte de lacayos y cortesanos que aplaudían cada vez que éste abría la boca. Muchos no sabían ni que significaba lo que se decía , y probablemente aquel “mono-dialogante” mucho menos, se le pagaba para que continuase balbuceando. Era el boom del arte especulativo. No importaba como fuere , el fin era llamar la atención , presentar algo que a nadie se le hubiera ocurrido, la novedad se convirtió así en el único criterio de valor. No importaba si, técnica o estéticamente, estaba una pieza bien resuelta. Lo importante era ser el primero en usar tal o cual material “NOVEDOSO”, o en aplicarle un discurso que hasta ahora nadie había aplicado. Se trataba pues de , a toda costa , llegar a ser “el más popular de el instituto”.POPULARIDAD, fue esta la gran herencia de la “contemporneidad” , “ que se hable de nosotros aunque sea mal”!!! .
Al tránsito del renacimiento  al barroco, al menos en Italia, se bautizó como “MANIERISMO”,  una manera de –( a la manera de)– imitar a los mas grandes  del periodo anterior; pero con las contiendas , temas y búsquedas que se planteaban en aquella actualidad. Hoy, se le mete la preposición “POS” (posmoderno , poscontemporáneo) y “ancha es castilla”, tan poca autenticidad y categoría posee la criatura que no somos capaces de encontrarle un nombre, tal vez porque lleva décadas siendo feto, estamos ante un embarazo eternamente prolongado, parece que interesa que siga siendo embrión, porque en el momento que se presente al mundo tengamos que aceptar todos su gran mentira .
       ( Nani Boronat ; Munich 20 de abril ,2019)